Fotografía profesional y personal, la historia de Gröna Comunicación

21 Jul

Hoy os presentamos a nuestras amigas de Gröna Comunicación, Cristina Martínez e Isabel Aparicio. Como fotógrafas profesionales que son, nos cuentan acerca de su pasado, su presente y su futuro en relación a la fotografía, con la naturalidad y la familiaridad que las caracteriza. Además, claro, de ser emprendedoras en un sector con una competencia muy alta, pero eso sí, donde está todo por escribir. Vamos a poneros en situación de quién os estamos hablando, ¡comenzamos!

 

Cristina Martínez e Isabel Aparicio, fundadoras de Gröna Comunicación

 

¿Qué es Gröna Comunicación?

Como se definen ellas, gröna, en sueco, significa literalmente verda (o verde en femenino). Pero para ellas no es solo eso, es vida, ilusión, innovación y crecimiento. Gröna Comunicación es la realidad de una agencia creativa que se reinventa cada día y que supera todos los retos que se propone.

Tomando la imagen como vehículo, ya sea fija (fotografía) o en movimiento (vídeo), complementada con el diseño gráfico, hacen de su pasión la realidad de un proyecto vivo que crece cada día. En esta entrevista vamos a ver cómo fue antes de Gröna, cómo es y cómo les gustaría que fuera en un futuro.

A diferencia de otras entrevistas como la de la youtuber Teresa Macetas o la del booktuber Josu Diamond, vamos a ahondar más profundamente en la historia de nuestras amigas y su relación con la fotografía. Así pues, sin más dilación, aquí os dejamos la entrevista que tan buenos ratos nos ha dejado con las chicas de Gröna, ¡esperamos que os guste!

Ahora sí, la entrevista a Gröna Comunicación

Hunteet: Tenéis una agencia de comunicación, Gröna Comunicación, donde hacéis un poco de todo en cuanto a imagen, fotografía y diseño se refiere, incluso vídeo. ¡Guau! De todas formas, la fotografía es lo que más nos gusta en Hunteet, ¡eso está claro! Así que, como suponemos que todo tiene un comienzo, contadnos, ¿cómo y cuándo empezasteis en la fotografía?

Cristina: En mi caso comenzó como un hobby. Desde hace mucho tiempo que me llamaba la atención la imagen, como capturar momento. Pero no fue hasta hace 3 años cuando me puse a estudiar y practicar fotografía. Todo lo que hacía era autodidacta, buscando y formándome por mi cuenta hasta que comencé varios cursos de fotografía.  Como profesional… bueno, ¡eso es mucho decir! Creo que siempre hay que ir creciendo y aprendiendo en la fotografía, pero digamos que hago trabajos profesionales desde hace un año.

Isabel: A mí la fotografía siempre me llamó la atención. Era la típica persona que no salía de casa sin su cámara, pero nunca me había planteado que eso fuese una profesión. Es decir, nunca se me había ocurrido ganarme la vida con esto. Estudié Grado Superior de Imagen y Sonido (¡que ahora no existe ya!) y en esos años el mundo audiovisual no se veía apenas, no como ahora que parece que se ha puesto de moda. Sinceramente no lo pensé mucho, vi las asignaturas, y no sé si por impulso o porque una bombillita en mi cabeza se encendió, dije: “¡Esto quiero hacer yo! Voy a ser fotógrafa”.

 

Apoyo mutuo - Colección de fotografía de Circus everywhere de Gröna Comunicación

 

H: Vemos que en Gröna sois un equipo joven como el de Hunteet, así que no os debería ser muy difícil recordar… ¿cuál fue vuestra primera fotografía profesional? Y ya que estamos, ¿cuál ha sido vuestra última foto?

C: La primera creo que fue un evento, una actuación de animación de calle. Y recuerdo que me volvía loca las luces del escenario, jajaja. Y la última… que pueda considerar como obra fotográfica, sería una de las que realicé como documentación de un viaje al Sur de Estados Unidos. Visité varias ciudades de Texas y Nueva Orleans en plenos carnavales. Quería mostrar el contraste  que existe en el sur de USA. Como pasamos de los cowboys y la moral puritana y conservadora al aire europeo y la libertad del “French Quarter”. Todo esto en menos de 900 kilómetros.

La historia de Isabel Aparicio: '¡Esto quiero hacer yo! Voy a ser fotógrafa' Clic para tuitear

I: Mi primer reportaje fuera de clase, fue al grupo musical China Chana. Al cual agradezco muchísimo todo lo que han hecho por mí. Una vez vinieron a tocar a mi pueblo. Yo aún estaba estudiando. Me armé de valor y les comenté que estaba estudiando fotografía y que me gustaría hacerles fotos, ¡y así lo hicimos! Después del concierto estuvimos juntos tomando unas cervezas en el bar, cantando y de risas. Nunca olvidaré esa noche.

Pero realmente, el primer reportaje fotográfico que cobré, fue a un grupo de animación infantil llamado Tricolotraco. A los que también agradezco la confianza que pusieron en mí para ese bolo, otro de los días que tampoco olvidaré.

 

Bourbon Street II - Colección de fotografía de La esencia del Sur, de Texas a Nueva Orleans de Gröna Comunicación

 

H: Aunque los orígenes son distintos, sois una agencia creativa y os dedicáis a la fotografía y el vídeo, seguro que tenéis muchas fuentes de inspiración. Pero, ¿qué o quiénes os influencian más a la hora de hacer fotos como las que hacéis?

C: Me encanta hacer fotografía callejera. Ser como el fisgón de turno y observar, observar mucho. Creo que de este tipo de fotografía aprendes muchísimo. Por eso me encantan fotógrafos japoneses como Daido Moriyama o Junku Nishimura. Tienen algo que las distingue del resto de fotógrafos, un estilo,  un tipo de luces… algo que sólo encuentro ellos y me encanta.  Hay muchos fotógrafos de esta corriente que viajan a Japón sólo para conocer qué la hace tan especial. Se nota mucho cuando un fotógrafo ha pasado una temporada ahí, marca el trabajo de una forma brutal.

I: El mío es Chema Madoz, me encanta su minimalismo y cómo consigue encontrar un doble juego con todo. También Peter Keetman, centrado sobre todo en las texturas y las formas, me encanta esa mirada. Dora Kallamus, no sólo como una de las primeras mujeres fotógrafas de la historia, sino también como retratista (aunque se dedicase a la moda, no deja de ser retrato la mayoría de su colección), me parece increíble el conseguir captar la personalidad de alguien con una instantánea.

 

Isabel Aparicio enfocando en Zaragoza Activa con Gröna Comunicación

 

H: La influencia está bien, todos la necesitamos, pero cuando no hay inspiración, ¿qué hacéis para recuperarla?

C: Depende. Si es porque estoy saturada, descanso, desconecto, porque es imposible seguir pensando. Te quedas bloqueado. Si es porque la simplemente no se te ocurre nada… lo mejor es observar, ver otros trabajos, obras que te gustan, despertar de alguna manera la creatividad. A partir de ahí seguir. Dar mil vueltas a todo y volver a cambiar.

I: Coincido con Cristina, ver fotografías, tutoriales, pintura… escuchar música es también muy importante. Todo lo que pueda estimular sentimentalmente va a ayudar a la hora de hacer fotografía. No es sólo capturar un momento sino también es un arte que expresa emociones. Yo como especializada en artes escénicas intento ver mucho circo, música, danza, muchos espectáculos… ¡El cine también influye mucho! En ocasiones hasta pierdo el hilo de la historia de las películas porque me estoy centrando en temas de composición, iluminación… ¡jajaja!

 

Cristina Martínez fotografiando productos para Gröna Comunicación

 

Ya sabemos de donde vienen, pero… ¿a dónde van?

H: Los inicios, la influencia, la inspiración, todo suma, pero en vuestro día a día, ¿qué proyectos abordáis? ¿A qué dónde apuntan vuestras cámaras de fotos?

C: En mi caso es la costa de Lisboa. Quiero aprovechar estas vacaciones para documentar a la colonia de surfers que viven ahí y con los que voy a pasar una semana. Además, tengo ganas de volver a esa increíble ciudad. Quiero hacer un trabajo de documentación para futuros proyectos, tanto fotográficos como de diseño.

I: A cualquier sitio que me cuente una historia, que me exprese alguna emoción. Cómo ya he comentado antes, lo que más me gusta son las artes escénicas. Pero también me gusta mucho el retrato, fotografía de animales y el street photography. Recoger la cultura y la forma de vivir de la gente en otros países me parece algo muy interesante.

Las fotos de calle, circo, conciertos, retratos, y mucho más sobre Gröna Comunicación Clic para tuitear

H: Todos tenemos un “ojalá”, así que ¿cuál es el proyecto que estáis deseando hacer?

C: Creo que Isabel en esto coincidirá conmigo. Me encantaría que nos contratarán para crear contenidos, escritos y fotográficos, de temática de viajes, jajajaja… ¡qué lejos puede quedar esto! Pero es que viajar es lo más enriquecedor que existe. También me gustaría pasar una temporada en Japón y aprender más de fotografía ahí.

I: Coincido, coincido. Nos encantaría poder viajar con nuestras cámaras. Antes de formar Gröna, soñaba despierta con trabajar para algún tipo de programa como “Callejeros viajeros” o para empresas como National Geographic. Por supuesto metas muy lejanas, ¡imposibles diría yo! Ahora sigo teniendo esas mismas ganas de viajar con nuestras cámaras, pero de una forma diferente. Nuestra meta es hacerlo con Gröna.

 

Cristina Martínez diseñando una ilustración en Gröna Comunicación

 

H: Después de pediros el ideal, ¿con qué proyectos os habéis sentido más identificadas? ¿Cuál o cuáles os han gustado/los habéis disfrutado más?

C: Disfrutar he disfrutado con todos, pero aún no ha llegado aquel con el que me identifique íntegramente, a nivel profesional me refiero. Los trabajos fotográficos que realizo de forma libre son míos, así que tienen una parte de mí.

I: ¡Buf! Esta pregunta es difícil… Creo que fue mi temporada en Berlín. Marcó un antes y un después en mi carrera. Berlín me enseñó el mundo del circo. Esos dos años estuve trabajando en varios proyectos, todos de circo. Realicé mi segundo documental (primero en solitario) llamado Circus Across Borders por un proyecto de intercambio internacional con Palestina, Túnez, Alemania y Bélgica con el mismo nombre. Cuando volví a España, con el documental y la exposición fotográfica Circus Everywhere, una recopilación de fotografía circense en Europa, fue cuando me di cuenta de lo que había cambiado mi visión en esos dos años.  Ahora es un mundo en el que me sigo moviendo mucho, y me encanta.

 

Mägo de Oz en las Fiestas del Arrabal 2017 - Fotografía profesional de Gröna Comunicación

 

Últimos compases de una historia de fotógrafas

H: El fotógrafo estadounidense Minor White dijo una vez: “Siempre estoy haciendo fotos de todo mentalmente para practicar”. Tenemos constancia de que a nuestros hunteers seguro que ven retos por todas partes, ¡a nosotros nos pasa! Pero a vosotras,  ¿os ha pasado alguna vez?

C: Cada vez más. A veces me encuentro mirando fijamente un edificio, una persona  y como el conjunto concuerda. Empiezas a pensar con qué tipo de luz casaría, el etalonaje… creo que es verdad que cambia el concepto de espacio cuando empiezas a trabajar en fotografía. Pero también creo que es un ejercicio mental muy sano. Te ayuda a ver las cosas mejor de lo que son, el potencial que tienen. Hace del mundo algo más bonito.

I: Siempre, igual que a Cristina. Cuando voy andando por la calle, y más en sitios donde no había estado antes. De repente me paro en seco y digo “mira, esto es una foto”, y a veces hasta hago el encuadre con mis manos. Las personas que me conocen saben que me pasa a menudo, en esas ocasiones da pena no llevar la réflex contigo. Hoy en día con los smartphones podemos guardar esa foto y si tengo la oportunidad de volver es cuando repito la misma fotografía con mi cámara.

 

Cristina e Isabel preparadas siempre con la cámara para fotografiar todo aquello que les rodea con Gröna Comunicación

 

H: Por último, un consejo para nuestros hunteers, esas personas que se arman móvil en mano y que están metidas en esto de la fotografía. Algunos incluso con cámaras de verdad, ¿qué les diríais para conseguir esos “instantes perfectos”?

C: Que si de verdad les gusta la fotografía no paren de hacer fotos y que vean el trabajo de otros fotógrafos para aprender. No me refiero tanto a la técnica como a la forma de ver la fotografía, estilos. A veces puedes no saber qué es lo que realmente te gusta y ver el trabajo de otros, ayuda a centrarte. Pero lo principal es que no paren de hacer fotos y que pierdan el miedo. Alguien que me dio clase me dijo: “Primero dispara, luego pregunta”. De verdad, pienso que a la fotografía hay que acercarse como un niño, con mucha ganas de aprender pero con ese cariz de irrelevancia hacia la norma.

I: Que estén preparados para “la foto” siempre. Nunca sabes cuándo va a llegar la oportunidad de encontrarla. Que ante la duda de coger la cámara o dejarla en casa, que no lo duden. Cada vez que no la he cogido por ahorrarme el bulto me he arrepentido. También es verdad que muchas veces que la he cogido no la he utilizado. Que se fijen mucho en las luces y las sombras. Me parece algo fundamental en la fotografía, es algo que puede dar mucho juego o que puede fastidiarte la instantánea. Y por último, que si de verdad les gusta, que busquen mucho, que miren muchas fotografías, tutoriales… y que si quieren fomentar su creatividad hay muchos juegos y retos fotográficos para desarrollarla, como por ejemplo… ¡Hunteet!

¡Cuánto saben de fotografía!

Y con este mensaje damos por finalizada la entrevista a este par de auténticas profesionales. Porque al igual que nos pasa en los retos, lo que más nos gusta son las fotos que dicen cosas, que no dejan indiferente. Y así es lo que nos pasa con Isabel y Cristina, de las cuales esperamos aprender y verlas crecer profesionalmente.

Así aprendió Cristina Martínez para ser fotógrafa: 'Primero dispara, luego pregunta' Clic para tuitear

Ya sabéis hunteers, no importa si el fotógrafo nace o se hace, lo que cuenta es la actitud frente a la vida para conseguir lo que uno quiere. Como bien dijo alguien un día: “haz de tu hobby tu trabajo, y nunca más tendrás que trabajar”.

Esperamos que la entrevista haya sido de tu agrado. Todo lo que nos quieras comentar acerca de la entrevista u otras entradas, ¡cuéntanoslo en comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *